Saltear al contenido principal

Un Plan Nacional de Energía y Clima para España – Editorial de marzo

6 de marzo, 2019
Un Plan Nacional De Energía Y Clima Para España – Editorial De Marzo

El pasado mes de febrero conocimos algunas de las medidas concretas del Paquete de Cambio de Energía y Clima del Gobierno -anteproyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética, el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) y  la Estrategia de Transición Justa-, una tarea que tenía pendiente, ahora si cabe con más urgencia dada la cercana celebración de elecciones generales, junto al borrador del Real Decreto de Autoconsumo y el consiguiente período de presentación de alegaciones.

Todo ello nos ha dado una nueva oportunidad para hacer llegar a la sociedad y a los partidos políticos nuestras propuestas. Antes de conocer el contenido del PNIEC ya trascendió que en los planes del Ministerio de Transición Ecológica estaba posponer el apagón nuclear en lugar de sus previsiones iniciales de que cada central fuese cerrando según terminase su licencia de explotación.

Consideramos, en primer lugar, que es necesario el cierre de todas antes de 2024 y, en segundo lugar, que el hecho de alargar su vida supone aumentar las cargas económicas, medioambientales y sociales de la sociedad y de las generaciones futuras. A tal efecto, organizamos el día 13 de febrero un coloquio junto a Greenpeace para cubrir la falta de  diálogo social sobre esta cuestión, al que asistieron más de una veintena de expertos y expertas de diversos sectores.

Además, presentamos el documento que habíamos elaborado conjuntamente las dos organizaciones: “Propuestas para un horizonte sin centrales nucleares” en el que reclamamos un calendario de cierre acelerado con argumentos y datos sólidos y comprobados, circunstancia que hemos echado de menos en el PNIEC, conocido días después a la celebración de este evento, al igual que lamentamos que no contenga fechas de cierre obligado de las centrales térmicas de carbón, que debería producirse antes de 2025.

Por supuesto, hemos recibido con satisfacción el posicionamiento político del Ejecutivo a favor del cambio de modelo que constituye el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima. Su objetivo de elevar el 20% de renovables sobre el uso final de la energía -objetivo del año 2020- a un 42% en 2030 se aproxima a nuestras propuestas, que fijan una cobertura del 50% para esta fecha. En esta línea, el PNIEC marca para esa fecha un 74% de generación de electricidad con energías renovables, muy cercano al 80% que propone la Fundación Renovables.

Creemos que se trata de un gran paso, pero todo queda pendiente del desarrollo de los numerosos planes enunciados y su evolución una vez se apruebe la Ley de Cambio Climático y Transición Energética.

Por otro lado, en cuanto a las emisiones, el Plan fija un 20% de reducción de emisiones de Gases de Efecto invernadero (GEI) respecto a 1990, un objetivo claramente insuficiente si lo comparamos con el 40% que fija la Unión Europea o al 55% del Parlamento Europeo. No compartimos que el objetivo a 2050 sea la reducción de al menos un 90% de nuestras emisiones de GEI. Es fundamental que esa reducción para mediados de siglo sea del 100%.

El Plan inicia ahora un periodo de información pública al mismo tiempo que la Comisión Europea y España, como Estado miembro, comienzan un proceso estructurado de diálogo que deberá culminar con la aprobación definitiva del Plan a finales de año, por lo que seguiremos trabajando para que su contenido y desarrollo sean lo más ambiciosos posible.

Este mes también hemos dedicado una atención especial al autoconsumo y a la elaboración de las alegaciones al borrador del Real Decreto de Autoconsumo en nombre de la Alianza por el Autoconsumo, de la que somos miembros y cuyas actividades coordinamos como Secretaría de la misma. Los resultados los veremos a lo largo de este mes ya que  el Gobierno ha anunciado que aprobará el Real Decreto en el Consejo de Ministros.

Este impulso al autoconsumo desde el Ministerio de Transición Ecológica ha supuesto un soplo de aire fresco para el sector renovable, tal y como ha quedado patente en GENERA 2019, donde el autoconsumo ha sido uno de los principales protagonistas, como se mostró en la jornada que organizó el IDAE, en la que también participó la Fundación Renovables, y que registró un lleno total.

También hemos tenido la oportunidad de comprobar el interés que despierta el autoconsumo en la jornada técnica que hemos celebrado esta semana en Vitoria-Gasteiz junto con el ayuntamiento, con el que colaboramos en la elaboración de un diagnóstico y propuestas para una estrategia de transición energética municipal 2020-2030.

En resumen, nos esforzamos en que el proceso de transición energética se acometa bajo una premisa clave: tiene que ser para las personas.

 

 

 

 

 

 

 

¿Te ha parecido interesante. Suscríbete a nuestro boletín mensual.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba