Autosuficiencia conectada: ¿un componente básico para el escenario de la UE 2030?

25 de octubre, 2018
Autosuficiencia Conectada

Domingo Jiménez Beltrán, patrono de la Fundación Renovables y miembro de la Junta Asesora Estratégica de IEEP ha publicado un interesante artículo en la serie de blogs Think 2030, Pathways to 2030, en el que explica el concepto de autosuficiencia conectada y su aplicación en la UE y que resumimos en esta entrada.

A su juicio, aunque no se trata de un concepto que no prevalece en estos momentos podría convertirse en un elemento fundamental para un escenario sostenible de la Unión Europea en 2030 porque “es posible replicarlo en todas las escalas hasta el nivel local. De hecho, fue la base de la Política Agrícola Común y es un concepto guía para la actual Unión de la Energía y una política energética común deseable”.

Una característica sobresaliente de la sociedad urbano-industrial es la organización de la producción de bienes y la prestación de servicios en grandes sistemas que estandarizan los procesos y configuran los sistemas donde la producción y el consumo están integrados. Mueven cantidades de recursos naturales móviles. Se trata de una forma de funcionar que ha creado desequilibrios significativos entre los países, la “aldea global”.

Estas economías de escala con un bajo nivel de autosuficiencia y alta dependencia, como España en lo que se refiere a sus recursos energéticos, determinan una mayor vulnerabilidad, en situaciones de crisis, que afectan la competitividad y la calidad de vida, escribe Domingo Jiménez Beltrán, que explica que la alternativa a los grandes sistemas es la autosuficiencia conectada.

No es más que ajustar el consumo a los recursos disponibles, creando una máxima aproximación entre producción y consumo

No es más que ajustar el consumo a los recursos disponibles, creando una máxima aproximación entre producción y consumo y reduciendo al mismo tiempo los costes de distribución mientras que se maximizando la eficiencia en el uso de los recursos naturales. Señala, además, que la viabilidad de este sistema se ve reforzada por dos recursos significativos más accesibles ahora: la información proporcionada por la economía digital y la energía suministrada por fuentes renovables.

Y es que, tal y como explica, en el ámbito energético, este cambio se basa en la incorporación masiva de este tipo de fuentes y en la reducción del consumo de energía. También en una mayor electrificación del sistema y en la generación distribuida a todos los niveles (casa, ciudad, región …).

En España, según la Fundación de Energías Renovables, la autosuficiencia energética conectada (parte significativa en viviendas) podría progresar fuertemente hasta alcanzar el 50% en 2030

Jiménez Beltrán recuerda que en España, según la Fundación de Energías Renovables, la autosuficiencia energética conectada (parte significativa en viviendas) podría progresar fuertemente hasta alcanzar el 50% en 2030, desde el 20% actual, basado en una reducción del consumo de energía de más del 25%, duplicando la electrificación de la energía final al 50% y con una participación del 80% de las energías renovables en la generación de energía eléctrica.

En cuánto a cómo convertir la autosuficiencia conectada en un componente básico para los Escenarios de la UE 2030 cita algunos elementos posibles:

1- Presentar una UE más autosuficiente en recursos naturales, energía de fuentes renovables y materiales como objetivo principal para la UE 2030 y para cada uno de los Estados miembros, incluida una mayor conectividad entre ellos, en particular, eléctrica.

2- Desarrollar y ampliar los objetivos existentes para la UE 2030 que contribuyen a este objetivo de autosuficiencia conectada. En particular, en energía aumentar a más del 32% la proporción de renovables en el consumo final de energía y en la eficiencia energética.

3: Examinar las iniciativas existentes en los tres Mapas de ruta de la UE 2050 para identificar acciones y objetivos específicos que puedan contribuir al objetivo de autosuficiencia conectada ya establecido para 2030, en particular, en el marco de la “Hoja de ruta 2050 de 2011 para una Europa eficiente en el uso de los recursos” (!) muchos de ellos como hitos antes de 2030:

Y termina con una reflexión: “Si solo se hicieran los pasos mencionados y las iniciativas de la Comisión Europea identificadas se implementaran antes de 2030, ¿no habría avanzado la UE hacia una autosuficiencia conectada y hacia una economía de la UE más sostenible, resiliente y socialmente inclusiva?”.

¿Te ha parecido interesante. Suscríbete a nuestro boletín mensual.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.