Día Mundial de la Energía, un bien de todos

14 de Febrero, 2017
Bombilla Atardecer1

Editorial de las Breves de Frebrero-. Hoy, 14 de febrero, celebramos el Día Mundial de la Energía. Una fecha idónea para reflexionar sobre algo que nos atañe a todos, la energía, un bien básico que debe situarse por encima de los intereses particulares y un factor estratégico para nuestro progreso, bienestar y desarrollo económico.

Queremos aprovechar esta celebración para volver a recordar, hoy especialmente la urgencia de que España acometa importantes reformas para avanzar en la transición energética, alcanzar un modelo energético sostenible y poder cumplir así con nuestros compromisos en la lucha contra el cambio climático.

En la consecución de estos objetivos, la Fundación Renovables sigue trabajando para que las propuestas definidas en su documento “La energía como vector de cambio para una nueva sociedad y una nueva economía” se conviertan en una realidad tangible en un futuro que se presenta necesariamente cercano.

Algunos de los puntos más urgentes de esta propuesta que se están discutiendo en la actualidad a nivel nacional y europeo y sobre los que estamos trabajando son los siguientes:

  • Una nueva normativa de autoconsumo. Celebramos la iniciativa parlamentaria presentada por toda la oposición para crear una ley que fomente el autoconsumo eléctrico sin ningún tipo de cargo, modificar el actual régimen sancionador y derogar el conocido como impuesto al sol.
  • Una propuesta de subastas para adquisición de energía eléctrica producida con fuentes renovables que sea objetiva, transparente, sencilla y competitiva, pero sobre todo que se diseñe como respuesta a una planificación de política energética que garantice la transición hacia el 100% renovable.
  • Una Ley de Cambio Climático y Transición Energética que siente las bases del cambio. Esta ley justamente nos debe servir para planificar la totalidad de la transición, con objetivos de descarbonización casi completa a 2050, con instrumentos financieros y fiscales adecuados y con participación ciudadana.
  • Respuestas adecuadas a la pobreza energética. Un problema que va en aumento (un incremento del 22% desde 2012) y que ya afecta al 11% de los hogares españoles que se declaran incapaces de hacer frente a los meses de invierno con una temperatura adecuada en la vivienda. Trabajamos por ello para que se tengan en cuenta los intereses de la ciudadanía y no solamente los intereses de los operadores dominantes.
  • Trabajamos además a nivel europeo para que el nuevo Paquete de Energía que se va a discutir este año tenga los elementos suficientes y la ambición necesaria para garantizar que Europa siga liderando la producción de energía con fuentes renovables.
  • Un plan de cierre de centrales de carbón y nucleares. Utilizar como precedente Garoña para extender la vida útil de las nucleares es una irresponsabilidad contra la que debemos movilizarnos. La potencia instalada en España nos obliga a ir cerrando progresivamente y sin pausa las centrales contaminantes para dar paso a una matriz recientemente renovable

Esperamos seguir contando con vosotros en el trabajo conjunto sobre estos temas y llegar cada vez a más gente porque si la energía cambia, todo cambia.

 

 

 

¿Te ha parecido interesante. Suscríbete a nuestro boletín mensual.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *